Cómo pasar de novia a esposa disfrutando todo el proceso

El amor es un sentimiento profundo que todos experimentamos de distintas maneras; vaya, lo encontramos en distintas presentaciones: madre, padre, hermanos, amigos, e incluso a gente menos cercana.

Sin embargo, conforme vamos creando conexiones de convivencia y relación, es también como podemos establecer, de manera personal e individual, cómo es que dosificamos o damos nuestro amor y quizás sea una de las razones que nos hacen vincularnos a cierto tipo de personas y por ende poner en práctica nuestra naturaleza de selección.

Nicko + Kim Photography

Pero bien, ¿qué tiene que ver todo esto con el noviazgo o el matrimonio? Muchas mujeres se preguntan “¿Cómo puedo llegar al matrimonio?” y a decir verdad, no existe una fórmula que puede conseguirlo con el sÓlo “ponerla en práctica”. Creo que incluso, si pudiésemos realizar una encuesta, seguramente encontraríamos respuestas como “nos amamos”, “ya era tiempo”, etcétera; sin embargo, habría algo que es mucho más subjetivo y es justamente el hecho de que cada pareja puede decidir el momento de dar el siguiente paso y esto se debe a lo que cada uno quiere o no quiere para sí mismo, incluso siendo inconscientes de ello.

El noviazgo es una de las etapas que llega a marcar pautas importantes en la vida de una pareja y es que este tipo de dinámica social hace que se lleve a cabo una interacción que implica relacionarse con alguien de una manera más íntima y que sin duda que contribuye a lo que somos y claro, a lo que queremos en nuestra vida.

Adventure Instead

Antes de buscar “el cómo”, tal vez sería bueno pensar el “para qué” y es que el matrimonio puede ser una de las mejores elecciones que si se hace con convicción y con total seguridad, brindarán una de las más gratas experiencias.  No obstante, podemos decir que uno de los mejores consejos en esta vida es no forzar las cosas y es que esto puede aplicar para todo, ya que muchas veces el sentir que algo debe ser necesario sin pensar en si es oportuno, deseado o adecuado, puede llegar a ser contraproducente.

Muchas veces pensamos en que las cosas deben ser y darse como uno quiere y puede ser que, si las circunstancias lo permiten, sea lo mejor, pero por el contrario; si existen factores que en cierto modo indican que no todo se encuentra a favor, tal vez sea más conveniente reparar en esa toma de decisiones.

No te pierdas: 10 consejos para tener un matrimonio feliz y para siempre.

Daylene W Photography

Algo que puede servir al pensar en esto es que, si se desea llegar al matrimonio, deben contemplarse otros factores que están fuera de nosotros y uno de estos, tal vez el más importante, es que existe otra persona de por medio y por lo tanto su opinión y su libertad de expresión es igual de válida y puede ser que tenga las mismas convicciones y la misma seguridad, pero también cabe la posibilidad de que tenga incertidumbres e inseguridades.

También lee: 10 experiencias que debes vivir con tu pareja al menos una vez.

Daria Lorman

Con todo lo anterior, podemos resumir en que el hecho de pasar de ser novia a ser esposa va de la mano de manifestaciones de amor; pero también de respeto y sobre todo de decisiones que se toman en conjunto y que a veces deben tener su tiempo para que puedan disfrutarse. Si necesitas más inspiración, no dejes de leer cómo mejorar tu humor mientras planeas la boda.

GRACIAS A THEBRIBLE.COM POR COMPARTIRNOS ESTE ARTÍCULO

Redacción Uniko
[email protected]