Entonces, ¿cuál es la diferencia entre damas y madrinas de boda?

Es de lo más normal que a lo largo del proceso de la organización de la boda las novias, novios y demás involucrados caigan en ciertas equivocaciones, una de las típicas es no saber cuál es la diferencia entre damas y madrinas de boda. ¿Te identificas?

Aquí te aclaramos el papel que tiene cada una para que sepan distinguirlas.

Jamie Lee English

Las damas y madrinas de boda tienen un común denominador: forman parte de la ceremonia de la boda, pero teniendo perfiles y haciendo tareas completamente diferentes.

Generalmente las novias tienen claras las características de las damas, pero tienden a confundir el término con madrina, es decir, las asocian con la palabra incorrecta.

¿Qué hacen las damas de la boda? Las damas de la boda forman parte del cortejo, es decir son aquellas que entran a la ceremonia después del novio, los papás de los novios y antes de los pajes del papá de los novios.

Las damas de la boda son mujeres muy cercanas a la novia, pueden ser la hermana, sus mejores amigas, alguna prima y hasta su cuñada, son las encargadas de portar los elementos de la ceremonia que son utilizados al momento de los votos: anillos, arras, lazo, ramo de la virgen, y también puede haber damas de ramo y rosario.

También lee: 10 regalos que pueden darle las damas a la novia.

Jieru Photography

Cada elemento de la ceremonia de la boda puede estar representado por una, dos damas o actualmente también se usa por una pareja formada por una dama y un damo, que se caracterizan por ser aquellos amigos cercanos al novio y a los que se la también un lugar especial en la ceremonia religiosa.

Las damas, comúnmente van uniformadas, es decir, lucen un vestido bajo los términos de los colores de la boda que la novia eligió. Hacemos un paréntesis para recalcar la diferencia entre dama y dama de honor: una novia puede tener varias damas, pero solo una dama de honor, no se dice “mis damas de honor”.

En relación a las madrinas de la boda, también se caracterizan por ser personas cercanas a la novia pero en un plano mayor, es decir, no son de la misma edad, puede ser una tía consentida, la tía de cariño, una prima mayor, madrina de primera comunión o de bautizo, etc.

También lee: Etiqueta para las damas de boda: El ABC de qué sí o qué no hacer.

Zibetti Photo & Film

Las madrinas de la boda, generalmente de la mano de sus esposos, son escogidas por la pareja que se está casando para que les regalen algunos de los elementos de la ceremonia de la boda y que son portados por las damas. Es por eso, que seguramente han escuchado a sus conocidas decir, por ejemplo, “ellos fueron mis padrinos de arras”.

Las madrinas de la boda no van uniformadas, ellas eligen el vestido que quieran lucir para el gran día; no entran en el cortejo… esto es algo que a muchas novias no les gusta mucho la idea de no incluirlas, lo que pueden hacer para solucionarlo, es que no entren en el cortejo, pero que sí sean ellas quienes entreguen los elementos de la ceremonia al padre cuando sea el momento de los votos en el altar para darles un lugar.

Haley Rynn Ringo Photography

Dejamos claro que tanto las damas como las madrinas no son obligatorias, esta decisión dependerá totalmente de lo que los novios quieran para su gran día.  La finalidad es que distingan entre damas y madrina de boda, ahora que las sabes… ¡Asigna sus tareas a cada una y disfruta del proceso! Si necesitas más inspiración, toma nota de las cosas que nunca debes decirle a las damas de boda.

María Fernanda Mejía
[email protected]

¡Hola! Mi nombre es María Fernanda Mejía Ortega, soy mexicana, tengo 21 años, vivo en CDMX y actualmente estudio Comunicación en la Universidad Panamericana. Amo a mi familia y a mis perros, me encanta ver las estrellas. Si tuviera que describirme diría que soy una mujer positiva, soñadora, alegre y amante de la moda; lo más importante, me gusta vestirme bonito pero sin dejar de ser yo. Utilizo la fotografía como medio de expresión para transmitir experiencias más allá de lo cotidiano, disfruto compartir mi gusto por la moda, la escritura, los viajes y por supuesto, comer rico. Amo las flores, en especial las peonias rosas, los atardeceres, la gente feliz y positiva. Espero que seas mi cómplice en esta aventura llamada vida y que la disfrutes tanto como yo.