Tips para el cuarto de tu bebé

Tips para el cuarto de tu bebé

Tips para el cuarto de tu bebé

 

Se acerca el día, la espera cada vez es menor y no puedes esperar por el momento en el que tu bebé llegue a casa en tus brazos a su nuevo hogar. Ese espacio que a partir de ahora será suyo, su lugar, su nidito; es por esto que debemos tener lista su habitación para que la llegada sea muy acogedora. 

 

Empezar a preparar el cuarto puede ser a partir del quinto o sexto mes, y aunque es de mucha ayuda saber el sexo, no es indispensable, se puede empezar siempre con colores neutro.

 

1.Color: Considera utilizar colores suaves tanto para las paredes como para los muebles. Los colores tienen un impacto en tu chiquito y es por esto que debemos elegir colores que lo llenen de tranquilidad para dormir y que le den ese toque cálido al estar despierto. Puedes utilizar papel tapiz o pintura para las paredes y no es forzoso que todo sea rosa o azul, puedes utilizar colores pasteles, o suaves.

2.  Espacio: Cuanto más despejada podamos tener esta habitación está mucho mejor, ten en cuenta que te vas a levantar todas las noches y algunas veces muy cansada, por esto debemos evitar cualquier objeto o mueble que pueda provocar que te resbales. Si tu casa es grande busca que la  habitación esté lo más cerca posible, de preferencia que sea la habitación de al lado para que puedas llegar lo más fácil y rápido posible.  


3. Limpieza: En los primeros meses sobre todo es vital la higiene de tu bebé, procura que el cuarto esté muy iluminado y ventilado, para poder matar cualquier tipo de bacteria, y evitar las alergias tempranas. También por lo menos al principio evita las alfombras, ya que guarda mucho polvo e inclusive ácaros.

4. Mobiliario: Como mencionamos anteriormente la habitación necesita espacio, por lo que te haré una lista con los muebles necesarios para un cuarto de bebé, y de esta lista puedes decidir los que realmente usarías.

  • La cuna: Este mueble sin duda es el que nos da más ilusión, para la cuna debes ver el espacio que deseas destinar y un modelo que sea funcional y se adapte a la perfección.
  • El cambiador: Es fundamental para la higiene de tu bebé, algunas cunas ya traen incluido el cambiador, si no es así puedes conseguir algún mueble para tu bebé o puedes adaptar algún cajón con una colchonetita para destinarlo a esta función.
  • Mecedora: Para este mueble debes ver tu comodidad, puede ser un sillón o una mecedora, algunos traen un taburete para hacerlos más cómodos. La mecedora es en donde vas a pasar mucho tiempo durmiendo a tu bebé y sobre todo amamantandolo, entonces busca que sea lo más cómodo para ti.
  • Juguetero: Un mueble para poder tener en orden todos los juguetes de tu bebé y no tropezar nunca estará de más. Ya sea un mueble para los juguetes o contenedores sueltos, puedes encontrar gran variedad para acomodarlos, usa tu imaginación.
  • Cajonera: Algunas cunas ya tienen el cambiador y cajones para guardar la ropita de tu bebé, pero de no ser así necesitarás algún closet o cajonera para poder guardar la ropita, toallas, cobijas y todo lo que tu bebé usará.

Un padre siempre verá a su bebé como un pequeño, pero debemos tomar en cuenta que el tiempo se va volando y deberemos ir cambiando la habitación con el paso de los meses. La cuna se transformará en una cama, deberás poner un espacio mayor para los juegos, algún escritorio con su sillita, etc. Valora mucho el tiempo con tu pequeño y prepara su habitación para que sea su lugar perfecto.

Sara Fernández
[email protected]